SUEÑO CUMPLIDO

Tras muchos años de competencia, el “Tero” Lucesoli compartirá el auto con su hija Romina y será atendido por su yerno Damián Horehled, conformando así un equipo familiar y cumpliendo el sueño de estar ambos en la pista.

Batallador de mil carreras y siempre fiel a los Fiat ATN, el “Tero” experimentará nuevas sensaciones en este 2020 ya que conformó un binomio con su hija Romina, que viene de demostrar grandes actuaciones en APAC 1.4 y buscarán ser protagonistas en esta temporada sobre el auto que atenderá Damián Horehled.  Más allá de las ganas de funcionar bien adelante, compartir el fin de semana con su papá hace ilusionar a Romi con vivirlo de otra manera, en una pasión que indudablemente se trasladó en los genes.

Damián se encargó del armado total del auto que ya salió a la pista a mediados de febrero y mostró buenos resultados por lo que ya está listo para el inicio de campeonato. “El auto era de Jorge Torciello, nosotros lo compramos y en diciembre lo trajimos al taller. Se pintó por completo y Damián se puso a trabajar en el armado. Él fue uno de los impulsores de armar este proyecto familiar y vamos en binomio con papá con el objetivo de divertirnos y disfrutar el fin de semana. La prueba fue buena, nos volvimos conformes y ahora estamos esperando el inicio del certamen” comentó la piloto platense.

 

Por Julio Merola